Buscar
  • Tu Aventura

LO MEJOR DE GROENLANDIA


CÓMO LLEGAR

La única forma es volar con Air Greenland, www.airgreenland.com que ofrece vuelos diarios desde Copenhagen a Kangerlussuaq. También se puede volar desde Islandia pero resulta más caro. Desde Kangerlussuaq hay que tomar una avioneta hasta Ilulissat. El vuelo dura unos 45 minutos y ofrece maravillosas vistas de la bahía de Disko y sus famosos icebergs.

QUÉ SABER

Formalidades de entrada: Pasaporte en vigor

Cuándo ir: Aunque la mayoría opta por visitar la isla en verano para evitar el frío, la primavera es la mejor época para ver lo mejor de Groenlandia. A finales de marzo y principios de abril las temperaturas son menos rigurosas y aún es posible disfrutar de los encantos del invierno ártico: paisajes blancos, auroras boreales, icebergs y expediciones en trineo de perros. Todavía hace frío pero el aire seco lo hace más soportable. Además, es la época en que el sol empieza a elevarse sobre los fiordos, y el hielo, que durante todo el invierno ha cubierto el océano, comienza a romperse, posibilitando la navegación entre los icebergs. A partir de mayo las temperaturas son más agradables pero ya no es posible ir en trineo ni ver auroras.

Qué llevar:

Los inuit dicen que “no hay mal tiempo sino mala indumentaria”. Tienes que estar preparado para el frío y traer la ropa adecuada. También es necesario protegerse del sol.

Moneda: Corona danesa (DKK). 1 euro equivale aproximadamente a 7 DKK

Seguridad: Groenlandia es un destino seguro donde te puedes mover tranquilamente las 24 horas. Basta con no dejar objetos de valor sin vigilancia.

CÓMO MOVERSE

Debido a su peculiar geografía, en Groenlandia no hay carreteras ni líneas férreas. La única forma de desplazarse es en avión o helicóptero, para distancias largas, y en barco, moto de nieve o trineo de perros para desplazamientos más cortos. Ilulissat es una ciudad pequeña, perfecta para explorar a pie.

De abril a septiembre es posible explorar la bahía de Disko y sus icebergs en barco. El resto del año el mar está cubierto por un manto de hielo que hace imposible la navegación.

QUÉ VER / QUÉ HACER

El glaciar y los icebergs. La principal atracción de Ilulissat es ver cómo los icebergs emergen del glaciar Sermeq Kujalleq, uno de los más activos del mundo. El glaciar ofrece cada día una función distinta, despidiendo cientos de icebergs de todas las formas y tamaños en la boca del fiordo.

Valle de Sermermiut. A 2 km de Ilulissat, sólo se puede acceder a pie y ofrece maravillosas vistas de los icebergs emprendiendo su camino hacia el mar.

Excursión en barco. La única forma de apreciar la magnitud de un iceberg es viéndolo de cerca desde el mar. Imprescindible abrigarse bien, es como entrar en un congelador, pero las vistas de los colosales bloques de hielo son inolvidables.

Excursión en helicóptero. Air Greenland ofrece la posibilidad de sobrevolar el glaciar en helicóptero e incluye una parada sobre el fiordo. Una experiencia única, aunque también cara.

Asentamientos inuit. A pocos kilómetros de Ilulissat se encuentran Ilimanaq y Oqaatsut (Rodebay), dos poblaciones inuit que apenas llegan a los 40 habitantes. En invierno sólo se pueden visitar en trineo de perros y, a partir de abril, en barco.

Kaffe Mik. Como lo han hecho durante siglos, los inuit se reúnen a menudo para comer, tomar café y estrechar lazos. Algunas familias acogen a turistas para que puedan participar de sus reuniones.

Excursión en trineo de perros. Nadie debería irse de Ilulissat sin subirse a un trineo de perros, elemento inseparable de la cultura inuit. En invierno su vida depende del trineo, ya que es la única forma de  desplazarse, ir a pescar o a cazar. Es por eso que en muchas poblaciones encontraremos más perros que personas.

En Ilulissat puedes encontrar excursiones de una o dos horas, pero para apreciar lo que este medio de transporte ha significado, y significa, para los inuit, es mejor contratar una expedición de dos o tres días. Cada persona va en su propio trineo acompañada por un pescador local. El alojamiento y la comida son básicos, pero observar la estrecha relación que se establece entre los perros y el ser humano, adentrarse en los territorios helados y remotos del interior, vivir en primera persona los rigores del ártico, disfrutar de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza, la Aurora Boreal, o ver cómo los inuit se las ingenian para pescar bajo el hielo, son experiencias únicas que sólo encontrarás en estas expediciones.

-  Cuándo: aunque se puede ir a partir de diciembre, los mejores meses son marzo y abril, cuando los días son soleados y las temperaturas, aunque bajas, son menos rigurosas.

- Duración: De dos a diez días

- Qué llevar: Cuanto menos peso, más ligero irá el trineo. Podemos dejar el equipaje que no necesitemos en la agencia. De noche las temperaturas bajan de -20ºC por lo que las agencias alquilan la misma ropa que utilizan los inuit, hecha con pieles de foca (chaqueta, pantalones y guantes) y  botas de caucho (necesarias también para el tour en barco). Imprescindible protegerse del sol (gafas y crema de alta protección).

DÓNDE DORMIR

Hotel Árctic **** www.hotelarctic.com  La opción más lujosa. Con maravillosas vistas a los icebergs. Su excelente restaurante merece una visita aunque no te alojes aquí.

Hotel Icefiord *** www.hotelicefiord.gl  La mejor opción calidad-precio. Situado en una zona tranquila, todas sus habitaciones ofrecen vistas al mar y a los icebergs.

Qupalorarsuk 52 www.farbrork.dk  Si prefieres la independencia a los servicios de un hotel, este pequeño apartamento con cocina y baño ofrece las mismas vistas a los icebergs pero a un precio más reducido.

DÓNDE COMER

Hay opciones para todos los bolsillos aunque merece la pena probar la cocina refinada de los dos hoteles mencionados. Ambos incluyen platos escandinavos o con influencia asiática. En el Hotel Icefjord producen además su propia cerveza. Fuera de Ilulissat la mejor opción es el restaurante H8, en el pequeño asentamiento inuit de Oqaatsut (Rodebay)

GASTRONOMIA

La cultura gastronómica en Groenlandia ha estado siempre ligada a la pesca y la caza de subsistencia. Los largos inviernos y las condiciones extremas requerían una dieta con muchas calorías para hacer frente a las exigencias del Ártico. De esta forma, el pescado y la carne han sido la base de la dieta durante generaciones. Hoy la cocina groenlandesa mezcla tradición e innovación, y muchas recetas antiguas sirven de base para platos contemporáneos. El pescado es el gran protagonista, especialmente el halibut y los mejillones, aunque también es habitual la carne de caribú o buey almizclero.

0 vistas

0034 651 13 65 74

©2019 by www.tuaventura.net.