Buscar
  • Tu Aventura

MARRUECOS, ZONA MARRAKECH, COSTA ATLÁNTICA , ATLAS Y DESIERTO ZAGORA


introducción:

Uno de los principales atractivo de Marrakech no es sólo lo que uno se puede encontrar en la ciudad, sino también la cantidad de lugares interesantes que hay en sus proximidades: desde pueblos costeros como Essaouira, a Ouarzazate y Zagora la llamada puerta del desierto, por donde pasa la antigua ruta haciaTombouctou, Koyra chiini en lengua autóctona, pasando por los atractivos naturales de las montañas del Atlas, incluyendo zonas como el cercano Valle de Ourika, el Toubkal o las Cascadas de Ouzoud. O, si se tiene un poco más de tiempo y ganas de aventura, incluso aventurarse en el mismo desierto. Las posibilidades de excusiones organizadas son enormes.

MARRAKECH

Marrakech ofrece demasiadas distracciones y pasajes laberínticos como para seguir una aburrida lógica lineal. El viajero, aunque tenga un destino en mente, se verá asaltado por encantadores de serpientes, carros de burros pasando a toda velocidad, modernos pufs de cuero plateado y antiguos remedios bereberes para cualquier cosa, desde relaciones personales hasta el alquiler.

📷

Lo mejor es empezar en la animada Djemaa el-Fna, y si se consigue pasar de largo los aguadores que tocan las castañuelas y los vendedores de pociones con turbantes, hay que entrar al laberinto cubierto de callejuelas comerciales. Basta lanzarse de cabeza a cualquier calle que salga de Djemaa el-Fna en dirección norte y, con un poco de suerte, al cabo de unas horas se saldrá, triunfante y feliz, con una alfombra bajo el brazo.

📷

La medina de Marrakech es el lugar perfecto para explorar palacios, alojarse en riads palaciegos y probar un plato de caracoles picantes. Pero también merece la pena dejar la ciudad vieja de vez en cuando para comer, tomar algo, visitar galerías de arte y tiendas a precio fijo en la ville nouvelle (ciudad nueva). Lo mejor es dejarse llevar y convertirse en un bahja (hombre feliz) de honor marroquí.

ESSAOURIA Essaouira es una ciudad costera del Atlántico, situada a unos 200 kilómetros de Marrakech, que en los últimos años ha atraido a muchos turistas europeos. También se la conoce por su antiguo nombre de Mogador y por haber sido el escenario del rodaje de Othello de Orson Welles. Destaca por su enorme playa de arena fina y su pequeño centro amurallado, además de por ser uno de los mejores lugares de Marruecos para comer su excelente pescado. En el Blog de VoyaInternet: Essaouira: Historia, playa y buen pescado cerca de MarrakechDesde Marrakech se llega bastante bien en autobús. Dos compañías principales, Supratours y CTM, operan varias rutas al día en autobuses cómodos y fiables por un precio que va de los 8 a los 10 euros (dependiendo de la calidad del autobús). Ambas ofrecen también la posibilidad de hacer ida y vuelta en el mismo día. Para grupos de más de 3 personas, es también muy buena opción alquilar un Grand Taxi que haga ida y vuelta en un día. El precio depende de la habilidad para regatear, pero puede llegar a salir algo más barato que el autobús.

📷

En Essaouira hay varias cosas que se pueden hacer. Primero, pasear por las calles rectas de su centro amurallado contemplando las tiendas y los vendedores de especias, carnes, aceitunas y toda clase de productos. Luego, es buena idea recorrer el perímetro de la muralla y contemplar la parte que da al mar. Hay también bastantes tiendas de artesanía y recuerdos en la parte más cercana al puerto pesquero. También hay que disfrutar de un paseo por la playa y, si el tiempo acompaña, de un baño en el mar. Para quien quiera algo más activo, al final de la playa es posible dar un paseo a caballo o en camello o, incluso, alquilar un quad.

📷

Es imprescindible también probar el pescado. En un extremo de la Plaza Moulay Hassan hay alrededor de 20 casetas donde se vende, se cocina a la parrilla y se come el pescado y el marisco recién traido por los pescadores del cercano puerto. En estas tiendas, que cobran un precio fijo por tipo de pescado y viene determinado por el precio de éste, pueden encontrarse diferentes clases de pescado y marisco dependiendo de la época del año. El precio de platos como la langosta es bajísimo si lo comparamos con España, así como la calidad de los productos.

📷

Esaaouira es, en resumen, una excursión agradable para pasar un día relajado y comer buen pescado. Pese a que empieza a haber ya bastantes hoteles y turistas junto a la playa, la urbanización de la parte nueva de la ciudad aún no es masiva y se puede disfrutar de una gran playa sin moles de cemento y hormigón en forma de hoteles. El clima es, además, mucho más suave que el de Marrakech, aunque a partir de octubre y hasta la primavera, el viento puede llegar a ser molesto. Se trata, en definitiva, de una excursión cómoda, sencilla y relativamente cercana a Marrakech.

OUARZAZATE Junto a Essaouira, es la gran excursión urbana que se puede hacer desde Marrakech. La distancia es aproximadamente la misma –algo menos de 200 kilómetros-, pero la carretera es más sinuosa, por lo que el tiempo de viaje sube a cerca de unas 4 horas en autobús (algo menos en coche). Quizá no se puede pensar que sea la ciudad más antigua de Marruecos, dado que gran parte de su expansión tuvo que ver con la presencia francesa de principios del siglo XX, pero no por ello deja de ser un lugar muy turístico.

📷

Ouarzazate ees una parada imprescindible en el camino hacia el desierto, camino a Zagora, pero destaca también por su arquitectura hasta el punto de que la cercana ciudad de Ait Benhaddou -a unos 30 kilómetros- ha sido declarada como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Dentro de la localidad, la Kasbah de Taourirt resulta también muy llamativa.

📷

Ouarzazate y sus proximidades son, además, una frecuente localización para películas que requieren estar filmadas en parajes o ambientes desérticos o semidesérticos. Películas como “La guerra de las galaxias”, “Lawrence de Arabia” o “Gladiator”, se han rodado en parte en la ciudad o sus proximidades. Así, una de las vistas recomendadas de la ciudad- especialmente para los cinéfilos- son los estudios Atlas.

📷

No es una ciudad especialmente grande, pero tiene bastante encanto. Eso sí, es muy calurosa en verano y muy fría en invierno. ZAGORA Y LA PUERTA AL DESIERTO Zagora, puerta del desierto. Situada a unos 150 kilómetros de Ouarzazate –unas dos horas de coche-, Zagora es el centro de todas las excursiones y visitas que se hacen al desierto marroquí. La ciudad cuenta aún con unas cuantas decenas de miles de habitantes y con un importante flujo turístico, lo que hace que no parezca aislada, pero desde allí hasta la zona ya desértica y fronteriza con Argelia las poblaciones y las carreteras son escasas. En muchas ocasiones, más que de carreteras tenemos que hablar de pistas que pueden verse cortadas por el mal tiempo o las tormentas de arena. Zagora es una ciudad cuyo único atractivo es el desierto. Se puede subir a la cercana colina Jebel Zagora para ver buenas vistas de la ciudad y el paisaje que la rodea, pero suele llevar demasiado tiempo para quien pase por la ciudad con prisas, buscando llegar lo antes posible a las zonas más desérticas.

📷

Zagora es un buen punto para contratar las excursiones a las zonas más desérticas o, incluso, hacer alguna incursión más exótica. Allí podrán encontrarse muchas agencias que ofrezcan viajes en camello o en 4×4 a zonas donde no se puede llegar en coche, además de los típicos paquetes de caravanas y excursiones organizadas para dormir en jaimas en el desierto.

📷

Desde Zagora se puede seguir por carretera hasta Mhamid, localidad ya en pleno desierto y casi fronteriza con Argelia. A unos cuantos kilómetros de ella, aparece la zona de dunas de Erg Chegaga, que es, posiblemente, la más pintoresca del desierto marroquí –quizá sólo igualada por la zona de Erg Chebbi, en Merzouga-. Llegar a ella por carretera es imposible, por lo que se hace necesario contratar un 4×4 o, una opción muy popular entre los turistas, hacer alguna ruta en camello o en todoterreno incluyendo la opción de dormir en el desierto. Muy recomendable para los amantes de la aventura y los paisajes extremos.

📷

Quien vaya a Zagora o al desierto desde Marrakech, debe saber que ninguno de estos recorridos se pueden hacer en un día. Para llegar a Zagora, poder ver algo de la zona y volver, se necesita hacer noche allí. Otra opción es combinarlo con Ouarzazate y dormir allí. Se recomienda, no obstante, que quien haya llegado a la zona saque en la medida de lo posible otro día de su tiempo y lo dedique a dormir en el desierto o a llegar hasta Erg Chegaga.

TU AVENTURA, JUNTO CON SUS AGENTES DIRECTOS CON BASE EN MARRAKECH Y RESTO LOCALIDADES COMENTADAS, ESTÁ ESPECIALIZADA EN OFRECER ESCAPADAS, AVENTURAS... A MEDIDA. PREGÚNTANOS POR ESTE MARAVILLOSO DESTINO.

Te ofrecemos a continuación algunos ejemplos. Son eso, ejemplos, pues Tu Aventura siempre te asesorará, guiará en Tu Viaje, totalmente a medida de tus espectativas, posibilidades económicas etc.

3 vistas

0034 651 13 65 74

©2019 by www.tuaventura.net.